Imprimir
Categoría: Noticias
Visto: 573

Por Osmar Gómez Maidana

Estamos en el Siglo XXI. Un tiempo único para esta tiempo que nos permite vivir este nuevo siglo, cuando habíamos dejado atrás el anterior XX y que ha dejado un montón de obstáculos sin responder o sencillamente se habían estancado muchas reivindicaciones.

Y al decir reivindicaciones, nos referimos al devenir sin pausa de acontecimientos con objetivos y fines que llegan a conclusiones positivas y con firmeza. Allá quedó la dictadura de Stroessner que jamás permitió, ni permitiría acaso, acoso de tal manera como lo hicieron estos chicos sobresalientes en la evolución del tiempo.

Y vaya que tiempo. Lo de HOY, y MIRANDO EL MAÑANA, para un futuro mejor de nuestros chicos. Ya lo diría un abuelo hoy: increíble lo que está pasando con los estudiantes de secundaria y universitaria. Han llegado a impulsar de tal manera su espíritu del cambio que lo han logrado a cabalidad. Con lagrimas este abuelo, lo dice de nuevo y no lo cree. Grande! Estos chicos de bien para el bien de la GRANDEZA  DE LA PATRIA.

El primer paso lo dieron los estudiantes mayores, lo de la universidad, seguido por estos compañeros pequeños estudiantes y más jóvenes, pero con la gallardía y el valor de los titanes del tiempo paraguayo y viviendo tenazmente su posición como lo es su sangre y su espíritu atesorando en su mente cual ESCUDO NACIONAL.

Así con este sueño, con la palma y una oliva entrelazadas en el vértice y abiertas en la superficie, resaltando en el medio de ella la Estrella de la JUVENTUD, QUE REPLICA A TODOS EN LA REPUBLICA DEL PARAGUAY ¡PAZ Y JUSTICIA! como es también el Escudo en el lado opuesto con el valiente león en la base del símbolo de la libertad”.

POR TODO LO LOGRADO Y LO QUE AUN VENDRA, VA PARA UDS. VALEROSOS ESTUDIANTES DE MI PATRIA, MI AGRADECIDO HOMENAJE, ESTO ES,MI DEMOSTRACION PUBLICA DE ADMIRACIÓN Y RESPETO!!!! SALUD!!! JOVENES DE MI TIERRA.