Por Osmar Gómez

 

Hoy puedo ofrecerte una flor

Solo una, pero con ella todas las del mundo

así como la primavera, una sola

pero en ella las miles que pasaron y las que vendrán

con ella mi juventud, una sola

pero que queda perenne aún con el paso del tiempo

y el tiempo es así y no se ha ido.

 

Y no se han ido, ni las flores,

ni la primavera,

ni la juventud.

 

Están allí hoy y como ayer

todo el tesoro de la primavera

como un recuerdo oloroso de mil flores

y de toda la vida.

 

Y han pasado muchas juventudes

pero tan bellas como la juventud de hoy

que embellecen y atesoran lo cotidiano.

 

Y ojalá puedas palpitar el sentir

de la alegría en tu corazón

en esta primavera de hoy

mi bella juventud misionera!!

La alegría nueva y de siempre..

a través de cien años que no marchita la flor.

 

Salud!!! Mi Bella Primavera

Salud!!!Juventud misionera paraguaya!!!

Salud!!!Juventud de hoy y de ayer!!!

Salud!!!Juventud de todo el mundo!!!

 

Salud!! y mil bendiciones de DIOS!!!

 

Osmar Gómez

(21 de setiembre 2015)